miércoles, 8 de febrero de 2012

Opinión: En San Félix se juegan gallos de mucho fuelle

ASUNCIÓN URRESTA: EN  SAN FÉLIX
Asunción con su familia: Ángel Bellorín, Raúl Aurresta, Ricardo Aurresta, Raimon Ojeda, Ravel Aurresta, Yusneira Chacón, Géminis Eurresta y Santiaguito Ojeda.

Ricardo García CNP-11099. El siglo pasado se caracterizó por la emigración de mucha gente de la provincia hacia la capital, el centro del país u otras regiones industriales en busca de empleo o educación para mejorar su calidad de vida. Del estado Sucre salió Asunción Eurresta Bellorín, quien se radicó en San Félix, estado Bolívar, atraído por la expansión de las llamadas “Empresas Básicas de Guayana”, allí echó raíces pero siempre ha conservado su esencia de pueblo, su cultura y tradiciones populares, especialmente su pasión por los gallos de riña.

Asunción es natural de Río Casanay, municipio Andrés Eloy Blanco; nació el 8 de diciembre de 1957, sus padres Agripina Bellorín y Teodoro Eurresta, quienes se dedicaban a la agricultura y además tenían un trapiche donde molían caña de azúcar y hacían papelón. Criaban muchos animales, entre ellos gallos de combate que llevaban a las galleras locales. De allí la afición de Asunción por los gladiadores emplumados.

El buen amigo Asunción nos visitó en diciembre en casa de mis padres en Playa Grande, Carúpano, donde compartimos un grato momento. Me dijo, “tenía tiempo por conocer al “Periodista Gallero” de quien tengo referencia por la revista, el diario e Internet. Quiero decirle que hace usted un excelente trabajo en pro de la gallística nacional y eso hay que reconocerlo. Ponga eso cuando haga la reseña…”…me pidió Asunción, por ello lo escribo.

Bueno, lo interesante de esta visita es que Asunción nos comentó sobre su trayectoria gallística en San Félix, donde tiene su cuerda conocida como “Cuerda Bellorín” ubicada en la vía Upata. Tiene unos 60 gallos en arreglo y su propio criadero logrado con aves compradas al capitán Molina Villegas (Carúpano) y a Gregorio Ruiz (Maturín), entre otros castadores del oriente.

“Yo estoy en los gallos desde niño. Yo crío, selecciono, arreglo, los llevo a la gallera y apuesto duro en la valla. Yo se casi todo sobre el arte de criar y jugar gallos”. Indica que ha participado en casi todas las galleras de en San Félix, entre ellas Bella Vista y La Grúa, San Rafael, 19 de Abril y La Alasta de Upata.

Dice que alimenta a sus gallos para el combate de manera tradicional; en la mañana le da refresco, al medio día ración de maíz y en la tarde la pelota a base de plátano, huevo, remolacha, avena y vitamina.

No le gusta jugar pollos, prefiere jugar gallos plumados bien clasificados. Dice que no come gallo peleado, pero si hace sancocho con los pollos y pollas de descarte. Comparte con algunos criadores que en la cría el gallo pone el pico y la espuela, mientras la gallina pone el aguante. Le gustaba comprar gallos en buenos criaderos listos para jugar, aunque ya tiene su propia cría. Cuando se pone arreglar un gallo le da máximo tres meses de entrenamiento para que valla al combate muy bien careado. Manifiesta estar de acuerdo con el cambio de espuelas de Carey a las plásticas. “En Bolívar todavía hay quien juega con parape pero las plásticas son más justas”.

Asunción dice que es muy estricto con los animales que tiene. Cuando juega un gallo y no gana lo descarta y le da el puesto de jaula a otro gallo. No le gusta jugar gallos tuertos. “Como mi cuerda no es tan grande el gallo que ocupa un puesto debe ser un gallo de primera, no creo en gallos regulares. Claro, no digo que tengo los mejores y que ganan siempre, solo que trato de tener de acuerdo a mi criterio los que pican y cortan”.

Asunción estuvo en Carúpano porque cada diciembre acostumbra pasar navidad en casa de su mamá Agripina, en Río Casanay, junto a sus hermanos y demás familiares. Allí rememoran las andanzas de la infancia y se reencuentra con las actividades del campo que nunca olvida.

Recomienda a los nuevos galleros como su sobrino Ricardo Aurresta que lo primero que debe hacer un joven es estudiar y hacerse una carrera para luego trabajar y ocuparse de sus aficiones. Hay muchos jóvenes que no le gustan estudiar, ni trabajar y creen que jugar gallos es como era antes que se casaban con 20 bolívares, ahorita para jugar un gallo hay que tener mucha plata…Lo cual yo no estoy muy de acuerdo porque lo principal debe ser demostrar la clase de los animales y en segundo lugar debería estar la plata, pero lamentablemente hoy es así.

Agradecemos la vista de Asunción y su familia con quienes compartimos un grato momento. Espero visitarlos cualquier día cuando valla al estado Bolívar. Ah! Y que cuiden mucho esa polla marañona que les obsequie. Es de muy buna calidad.

Saludos en Carúpano a Pedro Ramírez de El Diario de Sucre…En Cumaná Ángel Antón, operador técnico de Musical 100 FM...
ASUNCIÓN URRESTA: EN  SAN FÉLIX
Asunción y el periodista Gallero con Gallo Giro, propiedad Cuerda La Magallanera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios aparecerán luego de ser revisados