lunes, 14 de marzo de 2011

Hunden barco para crear arrecife artificial

La embarcación Digger II, no apta para la reconversión de otras artes de pesca, fue hundida en el Golfo de Cariaco, estado Sucre, para transformarse en un arrecife artificial y permitir la reproducción anual de entre 1.500 a 2.000 kilos de peces, consolidando el Plan Nacional de Arrecifes Artificiales, a propósito de la eliminación de la pesca industrial de arrastre impulsada por el Gobierno Nacional.

Este hundimiento ocurrió en el sector Punta Araya, a 13 millas náuticas de Cumaná, en el oriente venezolano.

Desde la embarcación atunera Bermúdez, el presidente del Instituto Socialista para la Pesca y Acuicultura (Insopesca), Gilberto Giménez, supervisó el hundimiento del barco, que permanecerá a 36 metros de profundidad, importante santuario para la reproducción de la biodiversidad marítima.

Lo acompañaron el jefe de la Capitanía de Puertos en Sucre, capitán Moisés Díaz, voceros de pescadores artesanales ante el Consejo Federal de Gobierno y coordinadores de vigilancia y control ambiental del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

"Cada una de estas embarcaciones hundidas se calcula que puedan generar entre 1.500 a 2.000 kilos de pescado al año, es decir, se van generando nuevos planteles de pesca y una actividad económica importante en torno a cada una de estas embarcaciones", dijo.

Destacó que esta embarcación ex rastropesquera hundida comenzara, en minutos, a generar productos pesqueros y alimentos al pueblo venezolano.

Asimismo, Giménez expresó: "Iremos consolidando la zona de arrecifes artificiales Araya (estado Sucre), posteriormente se hará lo mismo hacia las costas de Paraguaná, en el estado Falcón, así como en el resto de las costas venezolanas para generar este tipo de espacios que constituyen áreas para el desarrollo de especies marinas".

El hundimiento de este barco constituye el segundo de ocho barcos, que conformarán el arrecife artificial Araya en Sucre.

El primero fue hundido el 14 de marzo de 2009 en Punta Araya (Sucre) al entrar en vigencia de la Ley de Pesca y Acuicultura y al inicio del Plan Nacional de Arrecifes Artificiales, que consta del hundimiento de embarcaciones no aptas para la reconversión a otras artes de pesca, para reparar el daño ocasionado a la diversidad marina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios aparecerán luego de ser revisados